Dos mentes, un estudio y una etiqueta – Mezcal Amaras

Dos mentes, un estudio y una etiqueta

Fundado en 2015, ZEBU es un dúo creativo (Lynn y Dennis) de Berlín que trabaja en el universo del arte y la ilustración. El lenguaje visual audaz y dinámico de su estudio lo aplican en materiales impresos, murales, alfombras y exposiciones.

MEZCAL VERDE: ¿Cuándo y por qué comenzaron a hacer ilustración? 

ZEBU: Los dos nacimos y crecimos en Berlín, y es el lugar donde vivimos ahora. Tenemos nuestras raíces en el graffiti y en la cultura del arte urbano. Nos conocimos en un concierto de punk cuando éramos adolescentes y de inmediato empezamos a pintar juntos. En ese entonces pintábamos principalmente en edificios abandonados y hacíamos serigrafía de posters y stickers. Dibujar figurativamente se nos dio natural. Antes, jugábamos mucho en nuestro proceso creativo, no reflejamos realmente lo que éramos; entrando a la escuela pudimos divagar más en el diseño y el arte. Lo que nos fascinaba de la ilustración y la pintura es que nos daba la libertad de crear nuestras propias imágenes, sin el realismo o naturalismo. Y esto sigue siendo interesante para nosotros. 

MV: ¿Cómo creen que  influye el entorno en el trabajo de un artista?

Z: Primero, nos consideramos muy privilegiados por vivir en uno de los países más ricos y seguros del mundo. El hecho de poder ir a una escuela de arte podría ser normal pero no es así; es un privilegio enorme tener la libertad de hacer lo que nosotros hacemos. 

MV: ¿Cómo se las arreglan para trabajar los dos juntos?

Z: Trabajamos mejor juntos que separados. A veces tenemos nuestras propias hojas para dibujar y en otras ocasiones compartimos la misma, pero siempre tomamos los puntos positivos de las ideas de cada uno y los discutimos juntos. Por supuesto en ciertos momentos del trabajo tenemos que dividir las tareas; sin embargo, la construcción de las ideas siempre es conjunta. Difícilmente tenemos proyectos en los que trabajemos de manera individual, hacerlo en conjunto nos trae muchas ventajas pues nos podemos inspirar el uno al otro. Uno puede elegir el flujo de las ideas y el otro le da continuidad, de esta manera somos capaces de crear un lenguaje visual que difícilmente podemos alcanzar individualmente. 

MV: ¿Qué es lo que más disfrutan de su trabajo?

Z: Una vida independiente y libre. Tenemos la oportunidad de estructurar los días a nuestro propio ritmo, viajar, visitar nuevos lugares y conocer nueva gente y culturas. Otra cosa que disfrutamos bastante es darle vida a nuestras ideas, es una sensación increíble catalizar la inspiración en forma de pinturas, ilustraciones, murales y alfombras.

MV: ¿Qué técnicas utilizan?

Z: Siempre nos gusta experimentar nuevas técnicas. Desde el inicio nos gustó pintar murales, con los que puedes tener la oportunidad de presentar tu trabajo a un público variado, y esto nos da la oportunidad de inspirar una audiencia que tal vez no visita galerías de arte o abre un libro de diseño. En el día a día de artistas de estudio, los murales nos invitan a la versatilidad, prácticamente tienes que utilizar todo tu cuerpo, casi como realizar ejercicio. Por otro lado, también disfrutamos en grandes o pequeños formatos dentro de nuestro estudio, utilizando pintura acrílica y brochas. Además, creamos ilustraciones digitales para libros, revistas, prints, etc. Últimamente estamos experimentando la elaboración de nuestras propias alfombras con una pistola para tejer.

MV: ¿Qué mensaje quieren compartir actualmente a través de su trabajo?

Z: Nuestro lenguaje visual es reducido, abstracto y arriesgado. La forma en la que pintamos es el resultado de cómo vemos las cosas a nuestro alrededor. Cuando observamos un objeto, figura o estructura, sentimos la necesidad de reducir su forma y hacerlo más abstracto. Nos gusta borrar toda esa información que no es relevante y enfocarnos en la esencia. A través de este proceso creativo nuestro trabajo se convierte en audaz y dinámico; no lleva agenda fija pero definitivamente hay una guía en el proceso: a través de la reducción y abstracción en la forma del cuerpo humano, creamos figuras a las que no se le puede asignar un género o nacionalidad específica. Cada persona debería tener la posibilidad de identificarse con nuestro trabajo, nos gustaría representar una sociedad diversa, sin estereotipos. 

MV: ¿Cuál es la inspiración detrás de la etiqueta que crearon para Mezcal Verde?

Z: La idea principal es una palabra que acostumbramos utilizar aquí en Berlín. Cuando tú o un amigo bebisteis un montón de shots durante la noche, acostumbramos a llamarlo “Schnäppervoge”, tal cual se traduce como “pájaro de licor” o “shot pájaro”. La palabra no la utilizamos de forma despectiva, al contrario, es un apodo cariñoso que nos recuerda noches divertidas y buenos momentos con amigos durante una fiesta.  

Spanish